martes, 1 de junio de 2010

La Conquista de la Malinche


"La Conquista de la Malinche" del Dr. Luis Barjau; comentarios de Arturo Morlet.

Tema de interés, escrito con un propósito bien definido, con un marco científico que permite la reflexión; bien ponderado, es decir, objetivo y neutral con un proceso sintáctico impecable. La figura de la Malinche “Personnage qui habíte encoré límaginaire populaire des pays de langue espagnole la he visto pasar muy cerca de mí y la he escuchado, confundida en el lenguaje, articular fonemas de diferentes culturas. Asoman los argumentos, la explicación y comparación histórica así como el uso de la lógica ejercida desde un marco obviamente retrospectivo.

Se manejaron muy bien los elementos de secuencia histórica y de especial interés el contraste inevitable marcado entre las dos culturas. Fue interesante que se ejerciera una crítica objetiva de las fuentes (poco utilizado en muchos libros) y, con el dominio del tema, se despertara en los lectores una visión más cercana a los hechos. Excelente desarrollo del tema y analogías históricas interesantes y bien plantadas con la obvia dirección de la pluma del autor y lecturas de sus favoritos. Existe un aroma, en el contenido del libro, de algunas notas emotivas de reclamo acerca de la falta de identidad y pobre conocimiento del lector no ligado a la historia de nuestro pueblo de “la verdad y no de la verdad verdadera”.

Hablando de la obra, de manera estrictamente emocional para el que esto escribe, pasé de la curiosidad y tranquilidad por descubrir los siguientes renglones a momentos de angostura en los que, unas veces me perdía entre mis antepasados indígenas y en otros sentí cargar la pesada armadura de los Españoles.

Mi parte inestable se enamoró de la Malinche, especialmente por su edad, gran curiosidad y osadía (como los carros de fuego de Phaetón) y mi parte racional entendió su circunstancia, sin dejar de sentir la traición a nuestro Pueblo. Debo admitir que, especialmente en los encuentros bélicos y la gran confusión de los dos grupos, la angustia y desesperación se apoderaron de mí.

En la figura de la Malinche encuentro dos movimientos, el ascenso y descenso; guía a los españoles y les sirve, apaga su curiosidad cultural y sexual por medio de Hernán Cortés y sus aliados y, al final, llega la realidad a insistir en su regreso al origen. Siempre he pensado que figuras como la Malinche no obedecen solamente al azar; existen grandes elementos en su perfil psicológico, el momento Histórico, la curiosidad y el deseo que le dieron esta investidura. Asimismo pienso que, aunque ocurran sucesos Históricos tan desafortunados en algunos momentos, conquistar y sembrar en otros lugares, obedece a cuestiones primitivas de extender nuestros genes y con ello, adquirir más poder en el sentido y ejercicio de la posibilidad; dicho de otra manera conquistar o ser conquistados es inevitable. No olvido nunca, por supuesto, que la manera cómo ocurrieron las cosas, desde nuestro ángulo como conquistados fue grotesca, violenta e injusta pero, como dijo el psicoanalista Francés Jaques Lacán “La vida no es justa o injusta, sólo es”.


No dejo de pensar que lo importante no es conquistar o ser conquistados, sino conducirnos de esa manera fuera de estos momentos históricos.

Cada vez que me siento cerca del Grijalva, confundido por el calor, me parece ver en el horizonte al Capitán Juan de Grijalva preguntándose, a la sazón del aroma selvático, si algo o alguien lo estaba esperando; la historia y los escritos (algunos confusos y adulterados) han respondido a una parte de esa pregunta. Los relatos de Fray Bernardino de Sahagún de sus observaciones (subrayo esta última palabra) acerca de aspectos etnológicos y lingüísticos basados en relatos de los indígenas y códices pictográficos está, evidentemente, obnubilada por la visión del conquistador “Todas las noches, un poco antes de media noche, los ministros de los ídolos que tenían cargo desto, tocaban los caracoles y trompetas y cornetas. Y luego se levantaban todos a ofrecer sangre y encienso a los ídolos en los cúes y en todas las casas particulares” (Fray Bernardino de Sahagún, ”Historia general de las cosas de nueva España” códice florentino, Tomo I); estoy seguro que estos eventos, de haber existido como son narrados y desde las dos perspectivas culturales, estaban llenas de confusión cultural y emotiva; un libro puede describirse por 35 personas de manera diferente a 30 centímetros de distancia.

La pintura que me recuerda tanto la división de estos encuentros, al Grijalva y a las diferencia de culturas, la he visto en la obra del pintor Ruso Isaak Ilich Levitán en el cuadro Evening bells, 1892 en donde, de lado próximo del observador, podría representarse nuestra cultura y del otro la del conquistador: conquistado y conquistador se confunden en una trama infinita, trágica y circular. Desde el punto de vista fenomenológico-existencial, podemos decir que, se encontraron en un momento histórico peculiar, el “mundo y circunstancias del México Prehispánico y el mundo de los Españoles”; esta combinación tenía que mostrar un desenlace en donde las partes más arcaicas del cerebro insistieran de manera inmediata y después la parte racional (corteza prefrontal).

Todo lo anterior me llevó a pensar que tanto en los protagonistas de esta Historia como el autor de este libro pueden reflexionar en estas palabras de E. Kant: "En las tinieblas la imaginación trabaja más activamente que en plena luz."; ¿Quién en las tinieblas y quién a plena luz?

Es en síntesis, una obra interesante, lograda, llena de fuego y confusión, dramática y misteriosa.

Arturo Morlet Barjau
Junio de 2010.
©


Imagenes:

Doña Marina. Malitzin

- siglo XVI

CONQUISTA DE LA MALINCHE, LA
Autor: BARJAU, LUIS
Editorial: ED PLANETA (ME)
Formato: RUSTICA
ISBN: 9786070702006
Año Edición: 2009

http://www.porrua.com/tienda_detalleLibro.asp?CB=9786070702006

The above images are faithful photographic reproductions of original two-dimensional works of art. The works of art themselves are in the public domain for the following reasons: The images (or other media files) are in the public domain because their copyrights have expired. This applies to the United States, Canada, the European Union and those countries with a copyright term of life of the author plus 70 years. Moreover, all included images comply with the rule of the shorter term in countries that have copyright terms longer than 70 years.

No hay comentarios.: